Sé como te sientes…

Querida amiga,

Te reconozco, por yo he sido tú, porque yo he estado donde tú estás ahora.
Veo tus gestos, veo tus miradas, veo tu frustración.

Te has dicho mil veces que si adelgazas esos 5, 10, 20 kilos… todo va a ser diferente.

Te repites en tu cabeza que lo necesitas para estar más ágil, para poder comprarte ropa, para estar más sana, y eso es solo lo que te atreves admitir en alto. Pero yo he estado ahí, sé que crees que adelgazando vas a ser más valorada, que vas a tener más éxito, que vas a sentir más reconocimiento. Que vas a tener más valor. Porque nos han enseñado que cuanto menos espacio ocupemos en la sociedad, más valor y más permiso de existir tenemos.
Te has creído que es necesario deshacerte de esos kilos para sentirte plena, para sentir tú, y ya casi ni recuerdas quien eres sin estar luchando con tu peso.

No haces más que repetir que es tu culpa, que no tienes fuerza de voluntad, que no entiendes por qué ahora no lo consigues, …si ya lo habías conseguido otras veces, te oigo decir.
No entiendes que es lo que te falta ahora, porque ahora no puedes, si antes si pudiste: “Soy yo, es mi culpa, no valgo, no tengo control…”
Te acompaña la culpa, la vergüenza, la frustración y muchas veces la tristeza y la desesperación.
Puede que sea, que esta dieta ya no funciona, que necesito hacer otra dieta, puede que sea que este deporte que no me gusta, a lo mejor otro será más efectivo…
Puede que no esté lo suficientemente motivada, que no haya entendido por qué quiero estar delgada, así que me voy a recordar constantemente porque mi vida con este cuerpo no es buena, porque mi cuerpo no es aceptable, ni es digno de mi respeto, ni de mi amor, porque así por fin entenderé que TENGO que adelgazar, esa será mi motivación.

Buscas respuestas, buscas motivación, buscas donde está el fallo en ti, donde esta tu debilidad.

Tengo ganas de explicarte que no eres tú, que no hay nada roto en ti, que nada falla. Tengo ganas de explicarte que estás luchando la batalla equivocada, que te han dicho que esta es la guerra que tienes que luchar, pero se les olvidó decirte que estaba perdida desde el principio y que nunca la vas a poder ganar.

Pero puede que no estés lista para escucharlo. Porque es muy duro que te digan que por lo que luchas, es mentira, no existe.

Te podría explicar por qué tu cuerpo reacciona ante cada dieta que haces, porque los antojos, los atracones son cada vez más fuertes y seguidos, porque te cuesta cada vez más. Es fisiológico, es un mecanismo de defensa, y cuando estés lista, estaré encantada de enseñártelo. También estaré aquí para darte los datos que demuestran que las dietas no funcionan, que no existe una sola dieta en el mundo que garantice una perdida de peso a largo plazo. Que las restricciones son dañinas para nuestro cuerpo, que hacer dieta no es la mejor manera de cuidar nuestra salud.
Tengo los estudios, los datos, las entrevistas… tengo todo lo que necesites, … cuando estés lista.

Por ahora solo quiere que sepas que no necesitas bajar esos kilos para estar sana, la salud no se mide en kilos, que vales hoy y aquí, que puedes estar ágil y flexible en todo tipo de talla y de peso, y que vales mucho ahora mismo.
Tu valor no depende de tu peso, de tu talla, de tu altura.

Espero que te puedas querer a ti misma, tanto como te quiero yo y tanto como tú quieres a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *